martes, 17 de marzo de 2009

COMPRENDIENDO LA TERCERIZACIÓN LOGÍSTICA

El concepto “tercerización” es cada vez más mencionado en los círculos logísticos y empresariales chilenos, este concepto que hasta hace algunos años era poco entendido y muy criticado, forma parte de las “mejores prácticas” empresariales chilenas. La definición de este vocablo es: “Adquisición sistemática, total o parcial, mediante proveedores externos, de ciertos bienes o servicios necesarios para el funcionamiento operativo de una empresa, siempre que hayan sido previamente producidos por la propia empresa o esta se halle en condiciones de hacerlo, y se trate de bienes o servicios vinculados a su actividad”.


Actualmente, existe una tendencia mundial hacia la tercerización, pues aparece como una solución a ciertos problemas de las empresas modernas; debido a que existe una gran cantidad de funciones necesarias, pero que no agregan valor relevante desde el punto de vista del cliente.


El hecho de traspasar ciertas actividades a manos de expertos, se intuye que dichos proveedores contribuirán a mejorar el resultado global de la empresa que los contrata. Los beneficios a los que me refiero surgirán, teóricamente, del desarrollo eficiente de las actividades efectuadas por los especialistas que conocen mejor la forma de gestionarlas. 

En un comienzo, la tercerización era considerada como un medio para reducir los costos; sin embargo en los últimos años ha quedado en evidencia que resulta ser una herramienta útil y efectiva para el crecimiento de las empresas por los siguientes fundamentos:

  • Económico: Reducción y/o control del gasto de operación.
  • Estratégico: Concentración de los negocios y disposición más apropiada de los fondos de maniobra debido a la reducción o no uso de los mismos en funciones no relacionadas con su misión básica o actividad específica (“core competence”), con el objeto de obtener así un mejor resultado integral.
  • Financiero: Acceso al dinero efectivo. Se puede incluir la transferencia de los activos del cliente al proveedor.
  • Eficiencia: Manejo eficiente de las funciones difíciles o que están fuera de control.
  • Competente: Disposición de personal altamente capacitado.
  • Productiva: Mayor productividad. 

Lo señalado permite a la empresa focalizarse y orientarse en los asuntos empresariales, tener acceso a capacidades y materiales de clase mundial, acelerar los beneficios de la reingeniería, compartir riesgos y destinar recursos para otros propósitos.


En este contexto, los procesos logísticos son actividades que habitualmente son objeto de tercerización y que comúnmente se denominan tercerización logística. El sector logístico en Chile se encuentra en constante desarrollo y ha evolucionado desde su concepción como función de transporte y distribución hasta una función más amplia que abarca la cadena de producción y abastecimiento. 


Por estas razones, la tercerización logística es considerada como la delegación de toda o parte de la actividad logística de una compañía a otra especializada. La compañía proveedora del servicio es la que aporta la experiencia y habilidad para realizar una administración eficaz y eficiente de la actividad traspasada.

Los procesos logísticos implican tres ámbitos de la actividad empresarial:

  • La infraestructura: almacenes, medio de transporte, etc.
  • Los procesos: métodos de organización, sistemas de información, etc.
  • La organización: equipos de personas implicadas en la logística de la empresa.

No cabe duda que la clave está en la organización, por tanto, de quien decide la planificación, la implementación y la práctica de la mejora continua de las actividades logísticas.

Siendo los principales aspectos que deben afrontar las empresas de hoy y que las sitúa en un entorno más competitivo son:

  • Maduración de los mercados.
  • Mercados cada vez más caprichosos e impredecibles.
  • Globalización: ampliación de mercados.
  • Mayor exigencia de los clientes tanto en producto como en servicio.
Teniendo presente un contexto cada vez más competitivo, se incrementa la presión por mejorar el servicio al cliente a la vez que se persigue la reducción de costos. Si bien lo que las empresas de hoy buscan la reducción de costos, hay otros aspectos que son importantes de consignar en la tercerización logística y que de manera indirecta conlleva al mismo objetivo que son los costos:

  • Incremento de la calidad del servicio (reducción en los plazos y mayor cumplimiento).
  • Reducción de stocks.
  • Reducción del personal administrativo.
  • Reducción del riesgo de inversión.
  • Mayor y mejor calidad de información.
  • Mayor rapidez para adaptarse a los cambios del mercado.

Por estas consideraciones, las empresas deben entender las situaciones internas que podrían afectar su propia gestión logística y las ventajas que origina una eventual tercerización logística.


Haciendo un resumen de los proveedores de servicios logísticos, se puede encontrar a proveedores de transportes (empresarios que alquilan flota de unidades de transporte para distribución), proveedores de equipos de carga (empresas que alquilan equipos de manipuleo de carga), proveedores de personal (empresas contratistas que proveen de personal de estiba, desestiba, etc.), proveedores de repuestos e insumos, etc., sin embargo existen empresas dedicadas a brindar todos los servicios de la cadena de suministros, estas empresas son los operadores logísticos.